Buscar en este sitio
 
Astronomía desde el Hemisferio Sur para todos
INICIO
CONTACTESE
martes 24 de octubre de 2017 
Secciones
Servicios
 
Taller
 
Multimedia
 
Consejos
Herramientas
Eventos
Archivos
 
Ayuda
 
 
 >> TODO SOBRE OBSERVACION
 La Luna en el décimo día del creciente

 

Advertencia: Las imágenes de la Luna y sus detalles que mostramos en los sucesivos días del creciente lunar, nos muestran la misma como la vemos con binoculares, o sea, como se vería a simple vista: sin inversión, en cambio con el telescopio, sufre de una a dos inversiones la imagen, según sea el sistema óptico que empleemos.

Imagen superior: La Luna en su décimo día del creciente vista desde nuestro hemisferio sur, como se vería a simple vista o con binoculares. Tener en cuenta, que con un telescopio reflector, la veremos al revés, y en situación de espejo(Imagen Cielo Sur).

 

La Luna en el décimo día del creciente, en el terminador especialmente nos muestra en esta noche, si nos mantenemos alerta, un espectáculo que a mí, la primera vez que lo ví, me conmovió: en el transcurso de la noche, se puede observar cómo el Sol llega a los picos más elevados del Monte Jura. Fíjense en la fotografía sobre estas líneas, desde nuestra posición en el Hemisferio Sur, vemos con binoculares, a Sinus Iridium (Bahía de los Arco Iris) debajo a la izquierda, este mar está bordeado por la cadena de Monte Jura, que es la que pueden apreciar iluminada como una fina media luna, a este monte, se le ha dado el apodo de "El Mango Enjoyado", realmente, parece una manija.



Imagen izquierda: "El Mango Enjoyado", cuando el Sol, va amaneciendo vemos los fuertes contrastes de luz y sombra tanto en los cráteres como en los perfiles del Monte Jura. Imagen izquierda: Ya con el transcurso de las horas, si seguimos observando, veremos como el Sol, al ir pegando a pleno en algunos sectores como el cráter Bianchini, abajo a la izquierda, va cambiando la fisonomía lunar así como haciendo notar más o menos las alturas o depresiones (Satellite Clementine Lunar Image).

Esta situación en la que la luz pega mostrando tan fuertes contrastes, dura unas pocas horas, no se pierdan este día de la lunación, verán que no se arrepentirán. Como pueden ver en la foto, aún se mantiene visible el Plato, con su tan oscuro centro y una profundidad de 2700 metros.

Imagen superior: Cráter denominado Plato visible en este día de la lunación( Satélite Clementine lunar Image).

Hoy podrán apreciar también a Copernicus, este cráter que tiene 3.800 metros de altura, fíjense los rayos que salen de su centro, es muy visible, si seguimos hacia arriba, cruzando Mare Imbrium, que es la enorme superficie plana que vemos, nos encontramos primero con el pequeño cráter Lamber que lo vemos brillante, porque tiene bordes altos, y ya llegamos a Copernicus, que bien puesto lleva el nombre de el Rey o Monarca de la Luna. Este cráter, es una de las pocas figuras que se irán manteniendo visibles aún con la faz completa del creciente. Lo más destacado, sigue siendo Tycho, con sus 4.300 metros de profundidad, y sus extensos rayos que atraviesan gran parte de la Luna, dandole un aspecto de "naranja" realmente. Observen, reconozcan y anoten, en la próxima fase del creciente en el décimo día, comparen esas anotaciones, y sigan anotando todo lo que puedan ver en el terminador, es fascinante cómo en el transcurso de la noche, las luces y las sombras van cambiando la fisonomía lunar, haciéndonos adivinar ya la próxima aparición de otra de sus variadas formas en su superficie.

Imagen superior izquierda: El cráter Copernicus en momentos que el Sol pega de manera que hace resaltar su 3800 metros de profundidad. Imagen derecha: El siempre visible Tycho, con su importante protuberancia central, destacada sobre todo, por la enorme profundidad de este cráter.

 

 
 
arriba